La-igualdad-derechos-LGTB-en-Espana

Si durante la década de los 90 los progresos en materia de normalización LGTB en España fueron considerables, el cambio de siglo servirá para que la legislación se acomode a una sociedad que ya hace años que camina hacia la igualdad de derechos LGTB en España. Una vez aceptada y normalizada la situación del colectivo gay, su objetivo pasará por el reconocimiento legal de esos avances.

Marta y Cristina, pareja de hecho residente en Barcelona, habían recurrido a la inseminación asistida para tener hijos. En 2001 pedían públicamente, por primera vez en España, que se les reconociera a ambas la patria potestad de sus hijos (esperaban gemelos). A pesar de que no era un caso nuevo, sí que se trataba de la primera vez que se exponía públicamente una situación de este tipo. Gracias a su denuncia, Marta y Cristina consiguieron que se generara un debate en torno a la igualdad de derechos LGTB en España.

Al albor del nuevo siglo, aparecieron nuevos tipos de asociaciones orientadas al colectivo LGTB. Una de ellas fue la Associació Catalana per a la Integració d’Homosexuals, Bisexuals i Transsexuals Immigrants (ACATHI), creada en 2002 en Barcelona y con el objetivo apoyar a los inmigrantes homosexuales, trans y bisexuales a integrarse en su sociedad de acogida. No en vano, durante la primera década del s.XXI España se convertirá en un país receptor de nuevos ciudadanos, y muchos de ellos provendrán de países en los que la homosexualidad está estigmatizada y/o perseguida.

Por otra parte, ya desde 2001 empezaron a celebrarse reuniones de familias de padres y madres LGTB en las que debatían sobre sus problemas y reivindicaciones. De este modo, las reuniones acabando dando paso, en 2003, a la creación de la Associació de Famílies Lesbianes i Gais (FLG). El principal leit motiv de sus demandas será la igualdad de derechos LGTB en España.

Fruto de estos nuevos tiempos también será la nueva revista orientada al público gay barcelonés: Gay Barcelona. Si casi todas las revistas, a excepción de NOIS, estaban relacionadas con asociaciones, en el caso de la revista Gay Barcelona surgirá como formato en papel de la web homónima.

En el plano institucional, el cambio de color político en la Generalitat de Catalunya, por primera vez en 25 años, pareció dar alas al lento proceso por la igualdad de derechos LGTB. Por una parte, el gobierno catalán se implicó en la creación del Observatorio contra la Homofobia, organismo que trabaja en el diseño y la implementación de un sistema de observación permanente ante la discriminación y la homofobia. El origen del Observatorio está en el FAGC (Front d’Alliberament Gai de Catalunya), aunque en 2004 se consolida como heredera de la Oficina antidiscriminatoria y en 2008 acaba por transformarse en entidad propia (independiente del FAGC).

También en 2004, la Generalitat catalana aprobó el primer Programa para el colectivo gay, lesbiano y transexual, con el objetivo de elaborar el Plan interdepartamental por la no discriminación de personas homosexuales y transexuales. Ese mismo año, el ayuntamiento de Barcelona crea el Consell municipal de gais, lesbianes, homes i dones transsexuals de Barcelona.

Pero el hito más importante en la lucha por la igualdad de derechos LGTB en España se alcanzará 2005. El primer paso lo dio el Parlament de Catalunya, al reformar el Código de familia y legalizar la adopción por parte de parejas del mismo sexo. Meses más tarde, el parlamento español reformaba el código civil y reconocía el derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo y el derecho de adopción. Los derechos LGTB se equiparaban, al fin, con los del resto de ciudadanos.